Una de las cosas en las que estoy claro es que vender no es mi fuerte. Uno ha de ser consciente de sus fortalezas y debilidades. Y yo nunca he sido buen vendedor.

Me encanta el desarrollo web,  el diseño gráfico, el marketing online y soy un apasionado del SEO. Se me da bien mi trabajo y tengo la suerte de que proyectos no me faltan y no tengo la necesidad de “salir a vender”.

Cuando preparo un presupuesto para una web desarrollada en WordPress, siempre añado al final la opción del mantenimiento.

Es algo opcional, que siempre recomiendo cuando me preguntan, porque se por experiencia que es en lo que el cliente es más reacio en invertir y lo que me va a costar más “vender”.

Y sinceramente, me da pereza.

WordPress es muy buen CMS, un software muy potente para crear páginas web. El problema es que al ser de código abierto y al estar tan extendido, cualquier vulnerabilidad afecta a millones de páginas web y su existencia se conoce enseguida.

¿Lo bueno? Qué la mayoría de esas vulnerabilidades, cuando utilizas temas y plugins de calidad con un equipo de soporte detrás, se corrigen enseguida.

¿Lo malo? Que si no te molestas en actualizar esos temas y plugins la vulnerabilidad, tan popular y extendida, afectará a tu web.

Prevenir da pereza, si el “por si acaso” cuesta dinero, preferimos ser optimistas.

¿Qué hay riesgos? Si, lo sabemos, pero a menos que nuestra web sea un ecommerce y el centro de nuestro negocio, tampoco vemos tan grave la posibilidad, remota creemos, que nos hackeen la web.

Si acaso pasa ya pagaremos para que lo solucionen y no costará tanto. Esta frase se repite una y otra vez en los clientes sin imaginarse todo lo que les puede afectar esta decisión.

Hasta ahora, contra estos argumentos no tenía mucha réplica cuando se trataba de “mantener” una web.

No me canso de repetir que no se trata sólo de tu web, que la imagen, la reputación de tu marca se puede ver afectada. ¿Quieres una razón menos abstracta?

Otro motivo el cual debes tomar muy en cuenta es que si detectan que se envía SPAM desde una cuenta de tu dominio, la incluirán en la lista negra y todos tus emails acabarán en la bandeja de correo no deseado de tus contactos y clientes.

Sin embargo, lo que necesitaba para convencerme a mi mismo y de esa forma poder convencer a los clientes de que lo mejor para ellos no es un plan de mantenimiento. Y hay buenas razones para no hacerlo.

Entre 2018 y 2019, el número de propietarios de negocios que buscan mejoras continuas en sus sitios web aumentó mucho más que el número de aquellos que solicitaron el desarrollo de nuevas páginas web.

Y esto tiene logica. Obviamente a medida que la web madura, los propietarios de las páginas web están más interesados ​​en un enfoque estratégico en actualizar contenido, estructura y branding. Claro, quieren hacer cosas nuevas, pero también necesitan ayuda regular y constante para mantener sus sitios web en funcionamiento, mucho después de que se haya completado la compilación inicial del sitio. Mejoras menores e interacciones son necesarias sobre una base más frecuente, y los dueños de los negocios valoran tener un equipo confiable para administrar estos contenidos.

Mantener su página web es desde todo punto de vista un pensamiento errado y eso es debido a que no es solamente mantener el sitio web.

El mantenimiento puede ser muy bueno para su lavavajillas u otro aparato de cocina. Con el mantenimiento adecuado, puede tener un poco de vida extra antes de que tenga que desecharlo. Sin embargo es totalmente inadecuado para su negocio. Usted no quiere “mantener” nada. Usted no quiere extender un poco más el periodo de vida de su página web. Como emprendedor o gerente de su empresa usted lo que quiere es crecer, aumentar sus ingresos y mejorar como empresa.

 

Mantenimiento: un concepto retroactivo

El mantenimiento es un enfoque completamente inadecuado y retrogrado para dirigir un negocio. Si usted tiene esta filosofia, es muy probable que obtenga resultados mediocres en el mejor de los casos. En su lugar, lo que su negocio probablemente necesita es la estrategia y el apoyo. En La Esquina Creativa, ofrecemos a nuestros clientes estos servicios como parte de nuestra visión central.
Y es que si queremos que sea algo más que una simple tarjeta de visita, no debemos simplemente mantener nuestra web. Si queremos que nos sirva para algo, que la inversión que realizamos en ella nos sea rentable, tenemos que mimarla, mejorarla, ampliarla, buscar constantemente sacarle el mejor partido. Y para ello si vale la pena un buen plan de mantenimiento mejora contínua.

Para ello si vale la pena poder contar con alguien que te de soporte ahí donde tu no llegas, ya sea en el diseño, en la programación o promoción de contenidos, en el marketing online, redes sociales… son tantas las opciones que tenemos a nuestra disposición en internet para nuestro negocio que es una pena desaprovecharlas por puro desconocimiento o pereza.

¿Un coste fijo más? 

No es un coste fijo.

Una inversión continua que te motivará a realizar cambios, a mejorar, a probar cosas nuevas. Una tarifa plana para todo aquello que puedas necesitar.

 

Invierte en un plan de mejora continua como los que ofrecemos en La Esquina Creativa y que puedes verlos haciendo clic en este texto.

Usamos cookies para brindarle la mejor experiencia en línea. Al aceptar que acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de cookies.

Suscribete a nuestra lista de correo

Sé el primero en recibir nuestros interesantes articulos, promociones y ofertas en servicios.

Consentimiento

Felicidades. Su suscripción está activa.

Abrir chat